miércoles, 7 de julio de 2010

El aprendizaje colaborativo dentro del esquema de la EpC


En el aprendizaje colaborativo, el profesor estructura la situación de aprendizaje de manera que los estudiantes puedan tomar el control del proceso. La cuestión es no si se estructura o no la situación de aprendizaje, sino cómo. (Barkley, 2005, p. 54)

En cuanto a la estructuración de la tarea, deberá tener una relación directa con los objetivos del curso, además -muy importante- deberá de promover la interdependencia, pues de este factor dependerá el éxito del trabajo en grupo, de tal forma, la interdependencia no solo podrá ser entendida en términos formales, sino que deberá incidir en lo sustantivo, de tal manera, el contenido mismo como objeto de estudio deberá promover la interdependencia de los participantes, logrando con ello que no se pueda concebir la participación de algún sujeto sin que tome en cuenta las participaciones de los demás. En relación con la estructuración de los procesos para comprometer activamente a los estudiantes, estos deberán de partir en primer lugar de estrategias de inclusión, tanto subjetiva -referente a los sujetos- como ideológica -ideología en sentido amplio no marxista-, procurando el compromiso de los participantes en las labores pretendidas.

Esta estructuración de las actividades grupales, deberá de erigirse sobre la base de la comprensión y del análisis, destacando este último, toda vez que "...implica pensar críticamente y con profundidad, partiendo un concepto en partes y explicando las interrelaciones o distinguiendo material relevante del extraño." (Barkley, 2005, p. 60) El sistema de EpC va estrictamente acompañado de las dinámicas grupales en la elaboración del conocimiento, empleando para ello tanto los esquemas crítico/creativos y los insumos tecnológicos que hagan posible la discusión y retroalimentación, todo en procura de un conocimiento producido en el seno de la intersubjetividad como democracia pedagógica.

1 comentario: